Comunidad del liceo Granaderos de Putre festeja 36 años de vida

Con variadas competencias que se extenderán hasta mañana miércoles, la comunidad educativa del Liceo Técnico Profesional C-3 “Granaderos” de Putre celebrará los 36 años de vida del establecimiento educacional.

El director de la institución, Raúl Huentecura señaló que alumnos, directivos, profesores y no docentes están participando en las distintas actividades que culminarán mañana en la noche con la coronación de los reyes de la alianza ganadora.

Este año en los festejos compiten dos alianzas: “La Garra Furiosa” y “Los Tigres Infernales”.

Huentecura dijo que el colegio tiene una matrícula de 229 alumnos, los cuales se distribuyen en desde el nivel de prekínder hasta cuarto medio. Junto a ellos trabajan 26 maestros y 21 asistentes de la educación. Del total del alumnado, 46 estudiantes están bajo la modalidad de internado.

“Estamos muy contentos de la participación de los alumnos en todas las actividades recreativas que tenemos este año. Durante estos tres días queremos que ellos disfruten y se compenetren aún más con el espíritu que tiene nuestro liceo rural”, afirmó el directivo.

El director sostiene que durante la administración de la alcaldesa Maricel Gutiérrez, se ha fijado como objetivo la definición de un “sello” del establecimiento, con el fin de que se distinga de los otros establecimientos educacionales de la región.

“Estamos trabajando en que nuestro colegio busque el rescate de las tradiciones de la comuna y de las prácticas ancestrales en cultivos o en ceremoniales. También trabajamos en la recuperación de la lengua aymara, y para ello nos ayuda mucho que existan alumnos de los países vecinos en nuestro liceo, ya que ellos hablan muy bien esa lengua”, expone Huentecura.

El Liceo Técnico Profesional de Putre ofrece las carreras de técnico agropecuario y técnico en turismo. El proyecto educativo de la institución pretende convertirlo en una alternativa educacional de calidad para los habitantes de la comuna. De esta manera, se busca evitar que niños y jóvenes migren hacia la provincia de Arica para completar sus estudios.