Mujeres rurales demandan mas salud y educacion

Para María Elena Castillo, Presidenta de la Red de Mujeres Rurales de Arica y Parinacota, el trabajo de la Municipalidad está en deuda con los valles. “Los sectores rurales estamos muy abandonados, sobre todo las personas mayores, que no tenemos acceso a salud y mucho menos a capacitaciones que nos permitan conectarnos con Arica a través de la tecnología; sobre todo pensando en esta situación de pandemia, que a nosotros nos afecta el doble”, sentenció.

Las declaraciones las realizó en el encuentro vía Zoom con 14 mujeres dirigentas rurales de los valles de Lluta y Azapa, organizado por el candidato Independiente a la alcaldía de Arica, Ricardo Sanzana, en que estuvieron representados los sectores de PoconChile, las Llosllas, Pampa Concordia, Las Gaviotas, Molinos, Boca Negra, Cimarrone y Pampa Algodonal, entre otros.

En la oportunidad, las dirigentas identificaron sus principales dificultades, que se arrastran desde hace años y que inciden en su calidad de vida. Según indicaron, estas carencias van desde la regularización del uso de terrenos, en su gran mayoría relacionados con viviendas; hasta problemas puntuales relativos a educación, salud, migración y en especial, el manejo de la pandemia en los sectores más alejados de los valles.

“Por ejemplo, desde hace años que el sector Cimarrone se encuentra con sus actas de entrega de terrenos vencidas. No hay soluciones a la habitabilidad, se ha privilegiado el sector agrícola y no las viviendas de los pobladores. Necesitamos soluciones pronto”, indicó María Elena Castillo.

BAJA ESCOLARIDAD Y MEJOR SALUD

Del mismo modo, las dirigentas solicitaron apoyo para implementar un convenio con el Ministerio de Educación para completar su escolaridad, considerando que en algunos poblados el nivel educacional de las trabajadoras agrícolas llega sólo hasta cuarto básico, con todas las trabas de acceso a trabajo y mejores oportunidades que esto significa. 

“Por ejemplo, tenemos  mujeres en el Km. 13 ½ que hoy trabajan como medieras que no tienen acceso a otros trabajos y tampoco tienen  facilidades para acceder a una nivelación de sus estudios. A esto hay que sumarle el temas geográfico de lejanía y los costos económicos que hacen que estudiar en la ciudad sea un anhelo difícil de lograr”, manifestó Castillo.

A modo de ejemplo, las dirigentas revelaron la situación de la Escuela G-28 España, ubicada en el Km. 28 de Azapa, donde el recinto tiene una sobre matrícula de más de 250 niños y niñas, además de condiciones de hacinamiento y falencias en infraestructura, inexistencia de zonas de seguridad;  cortes de agua y luz, entre otros.

Finalmente, en el área de la salud y de las atenciones COVID 19, las dirigentes manifestaron su pesar por el abandono en que se encuentran, sobre todo los adultos mayores. “Esto no es un problema de ahora, no es sólo por efecto de la pandemia, desde siempre en los valles las atenciones en salud no responden a las necesidades de nuestros vecinos”, indicó Azeneth Báez, dirigenta de la Agrupación de Mujeres Afrodescendientes Lumbanga.

Arica, 2 de marzo de 2020.-