Cae Profugo de la justicia

El imputado mantenía dos órdenes vigentes siendo la segunda por Maltrato de Obra a Carabineros.

Personal de Carabineros de la Sección de búsqueda de Personas y vehículos S.E.B.V. tras una búsqueda de prófugos de la justicia ubicó al imputado Yeison Andrés García Mosquera, de nacionalidad colombiana, quien mantenía Orden Vigente por el delito de Homicidio. El motivo de imputación se genera cuando el día 8 de diciembre de 2018, la víctima, J.M.F., concurrió hasta la población Cerro Chuño, lugar donde discute con dos individuos, uno de ellos García Mosquera por sustracción de Droga, quienes le disparan con un arma de fuego dejándolo gravemente herido. Posteriormente lo siguen hasta un inmueble donde se refugia, propinándole diversos disparos hasta causar su muerte.

De los imputados solo faltaba Yeison García quien se mantuvo prófugo por dos años y 4 meses aproximadamente, lograndoser ubicado por personal de Carabineros, quienes lo presentaron el martes 13 de abril del presente ante el Juzgado de Garantía de Arica.

Por otra parte, el Capitán Felipe Delgado señaló que se encuentran desarrollando un Plan de Búsqueda de Prófugos, sobre todo aquellos con antecedentes por delitos graves contra la vida y así poder evitar que vuelvan a reincidir en este tipo de delitos, sobre todo el de homicidio, el cual se ha presentado últimamente de forma continúan en la región.

El oficial jefe detalló que el sujeto usaba la identidad de su hermano para no ser descubierto, ya que se encuentra con su permanencia en el país de forma irregular y tenía conocimiento de su búsqueda por parte de la justicia.

El imputado mantenía además una orden de aprehensión Vigente por el delito de Maltrato de Obra a Carabinero, hechos ocurridos el día 7 de mayo del 2017, cuando la policía uniformada concurre a una riña en la vía pública, lugar en donde García Mosquera asfixia a un Carabinero propinándole golpes de pie y puño, siendo detenido por ese hecho delictual.

El Tribunal que formalizó este día martes al imputado de nacionalidad colombiana, dispuso su ingreso al Complejo Penitenciario de Acha, al considerar que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, por el plazo de 100 días mientras se formulan sus acusaciones.