Re electo Gerardo Espíndola

“Hoy ganó Arica, la democracia y el juego limpio de la política”


El jefe comunal logró la reelección, obteniendo una amplia mayoría de los sufragios.
Emocionado hasta las lágrimas y agradeciendo a su familia, a los dirigentes vecinales y a todos quienes trabajan día a día en el municipio. Así comenzó su discurso de proclamación Gerardo Espíndola Rojas (Partido Liberal), quien continuará como la máxima autoridad comunal de Arica por el periodo 2021-2024.


Con una amplia mayoría que significó triplicar a su más cercano contendiente, Espíndola fue proclamado por las ariqueñas y ariqueños como alcalde de la ciudad por segundo periodo consecutivo, una elección que reafirmó el buen trabajo realizado durante los primeros cuatro años y que permitirá dar continuidad al programa edilicio.


Emocionado, Espíndola agradeció a las 11.558 personas que en 2016 le entregaron su primer periodo como alcalde y a los vecinos y vecinas que se sumaron en el trayecto, apoyo que refrendan el buen trabajo realizado por la administración comunal.


“Estoy contento porque es posible cuidar la democracia. Este es el ejercicio bonito de la democracia. Hoy ganó Arica, la democracia y el juego limpio de la política”, señaló el alcalde.


El jefe comunal tuvo palabras para la “antigua política”, la que ha quedado obsoleta en un Arica que ha abierto los ojos y que pide representantes comprometidos con su ciudad y con ideas que signifiquen un real aporte, dejando de lado el “juego sucio” y las calumnias.


“Cuando decidí dar un paso en la política, dije que lo haría sin mentiras, de frente y con la convicción de que lo que nos tiene que mover es el amor por nuestra ciudad, no el desprestigiar a otros ni a otras. Nos dimos cuenta que, pese a toda esa red de artimañas que se dieron, aun así, ganamos, porque creemos, estamos convencidos que Arica necesita liderazgos limpios y honestos”.

Gracias a los vecinos
En la oportunidad, Espíndola recalcó la importante labor que han ejercido los y las trabajadoras municipales, así como también la colaboración de cientos de dirigentes vecinales que han sido fundamentales para aterrizar la labor edilicia en las poblaciones, y llevar sus principales problemáticas hasta los oídos del municipio para desarrollar un sinnúmero de iniciativas que apunten a una mejor calidad de vida.


Los primeros cuatro años del alcalde Espíndola estuvieron marcados por el desarrollo de los tres pilares de su gestión: una ciudad a escala humana, ciudad como bien público y un desarrollo productivo y sustentable.
Si bien hubo mucho trabajo que aprender para un equipo joven y que daba sus primeros pasos en la política, los resultados obtenidos en la elección reflejan la opinión de una comunidad que fue escuchada en sus necesidades y que valora el Arica que ha surgido tras estos cuatro años.


Pensando en el futuro


Como desafíos, Espíndola indicó que en el horizonte aparecen iniciativas trascendentales como el futuro estadio del sector norte, el Parque de Las Américas, las últimas etapas del Parque Centenario y el plan de gestión de residuos domiciliarios.


Asimismo, enfatizó la compleja situación que afronta Arica, el país y el mundo con la pandemia por Covid-19, enfermedad que ha significado un dolor tremendo en miles de familias, ya sea por la pérdida de un ser querido o por la merma de sus economías familiares.


Por tal motivo, el jefe comunal indicó que “hoy la está pasando mal Arica, Chile y el mundo. Hay una pandemia que nos ha hecho ver el miedo el dolor y la muerte. Por eso, el desafío desde hoy es hacer de Arica una ciudad resiliente, ponernos de pie y para eso es imposible pensar sin los vecinos y sin sus dirigentes.”