CONADI inyecta recursos para recuperación y mantención de bofedales

Estos recursos serán usados para trabajar, principalmente, en la conducción del agua para mejoramiento del riego y recuperación de los bofedales.

Por tercer año consecutivo, la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) firmó un convenio de colaboración con la Corporación Nacional Forestal (Conaf), con el objetivo de ir en directa ayuda y beneficio de las comunidades del alto andino.

Para este año, la Conadi transferirá $120 millones, los que serán destinados para el manejo e irrigación de bofedales en la reserva de la biósfera del Área de Desarrollo del Alto Andino.

“Este importante monto es para apoyar la mantención y recuperación de bofedales, que son muy importantes tanto para las comunidades como para los animales, puesto que la ganadería es una de las actividades económicas de sustento que los pueblos indígenas tienen en la precordillera y altiplano. En ese concepto, estamos trabajando coordinadamente con los servicios relacionados que tienen pertenencia en el área a fin de poder llevar a cabo el desarrollo con identidad de los pueblos indígenas”, explicó el Director Regional de Conadi, Emiliano García.

La firma de este relevante convenio, se llevó a cabo en el emblemático pueblo Aymara de Parinacota, donde estuvieron presentes el Seremi de Agricultura, Jorge Heiden y los Directores Regionales de Conaf, Sag e Indap, además del Gobernador de Parinacota, Mario Salgado, el Consejero ADI Leonel Terán y representantes de los pueblos de Parinacota, Caquena, Chucuyo y Guallatire.

“Este es un hito importante porque este aporte se suma a nuestros recursos, de esta manera generamos el manejo de bofedales y su irrigación, pero también se genera otra instancia, lo que nosotros llamamos empleos verdes, y que es generar plazas de trabajo para la gente de la zona”, señaló el Director Regional de Conaf, Héctor Peñaranda.

El manejo de bofedales radica en conducir aguas, mejorar y crear nuevas acequias, recuperar el trabajo comunitario de limpia de acequias, entre otras cosas, con el fin de mantenerlos como forraje natural para el ganado, puesto que en el último tiempo ha habido escasez de lluvia en el sector. Estos bofedales responden rápidamente a la disponibilidad de agua, por lo tanto, no solo es un beneficio productivo para el ganado sino que también es un beneficio ambiental que atrae fauna para la conservación que realiza Conaf.