Region avanza hacia una agricultura más sustentable y tecnológica

Las innovaciones que destacan en la zona son apoyadas por la Fundación para la Innovación Agraria a fin de diversificar y agregar valor a la matriz productiva comercial.

Riego tecnificado, ganadería ecológica y cultivo orgánico, son las tres temáticas agrícolas que por estos días desarrollan y/o comercializan innovadores – apoyados por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) de diferentes zonas de Arica y Parinacota a fin de entregar valor al sector. El avance de los resultados fue entregado al director ejecutivo de FIA, Álvaro Eyzaguirre, en el marco de su visita por la región.

“Los últimos 10 años se han apoyado cerca de 30 iniciativas de innovación con un aporte FIA de cerca de mil millones. De las cuales tres se han convertido en un hito para el avance de la Región por su entrega y compromiso en plena pandemia, de la mano de personas que día a día buscan mejorar los procesos en la producción de alimentos que permiten abastecer y nutrir al territorio y al país”, dice el director ejecutivo de la Fundación para la Innovación Agraria, Álvaro Eyzaguirre.

El primer encuentro se realizó en el cowork Wakilabs, donde Christian Aravena, creador de Two Valve, comentó sobre los avances de su proyecto que responden al Agro 4.0. “El producto se creó sólo para encender dos válvulas de riego y automatizarlas. Sin embargo, gracias a lo comentado por los clientes y lo que se ha ido aprendiendo, el producto se convirtió en un módulo que permite automatizar procesos en la industria agrícola. Por ejemplo: se compra la cajita que tiene dos salidas y con esas se puede encender una bomba, un ventilador y un motor eléctrico, permitiendo abrir las cortinas de un invernadero y a su vez, encender una electroválvula, dando inicio al riego”, comenta el joven, agregando que a la fecha ya han vendido 70 unidades de la innovación a diferentes subsectores de la agricultura local.

El Seremi Jorge Heiden estuvo en la visita y destacó la importancia de la innovación en la región. “Tenemos clima y tierra, pero el agua es y será siempre nuestra piedra de tope. Ejemplos como el de Christian demuestran que la innovación ‘made in Arica’ puede entregar soluciones locales y también exportables a territorios de condiciones similares”.

Visviri

Continuando la gira por la zona, a más de 4 mil metros de alturas, se encuentra la Estancia El Manzano en la localidad de Visviri, la ciudad capital de la comuna de General Lagos. Allí, Rolando Manzano, de 33 años y con estudios de medicina veterinaria, emprendió hace algunos meses la construcción de la primera granja ecológica de llamas, la cual busca, a diferencia de otras iniciativas resolver problemas desde el pastoreo y la vigilancia del rebaño, considerando el funcionamiento de las instalaciones productivas, incluyendo equipos alimentados con energía solar, adaptaciones al cambio climático y contiene conceptos de ganadería ecológica.

“La innovación tiene como propósito disminuir la mortalidad de crías y adultos, lograr un incremento del peso vivo, incremento de la fertilidad y de la natalidad, conseguir una mayor oferta de carne ecológica y de animales para el mercado”, dice el joven, quien no pierde el interés de seguir avanzando en el desarrollo de su territorio dejando entrever que seguirá impulsando proyectos de innovación que inventen al turismo y rescate ancestral de su cultura aymara.

Finalmente, durante la jornada del miércoles, el director ejecutivo de FIA se reunió con la Cooperativa de Servicios Agrícolas de Pampa Concordia, quienes se adjudicaron el apoyo de la Fundación a través de Instrumentos Complementarios a fin de instruirse con una capacitación – que dura un mes – del Ingeniero Agrónomo Ricardo Salvatierra sobre estrategias de manejo agroecológico de la papaya en Pampa Concordia en Arica. “Se necesita una diversificación productiva pues si bien el tomate es necesario, nos debemos ampliar a productos que requieran menos tratamientos, y uno de ellos es la papaya, aquella que se puede dar sin problemas con técnicas agroecológicas; y a su vez, el tomate, por ejemplo, requiere un 50% más de agua”.

En esa línea Juan Carlos Cárdenas, presidente de la Cooperativa que hoy agrupa a 27 cooperados que producen en general hortalizas – principalmente el tomate – de forma intensiva bajo cubierta, sostiene que “ya estamos comenzando la producción de productos subtropicales al aire libre, como la papaya. Así que queremos hacer un módulo orgánico de 160 toneladas por lo que primero necesitamos la introducción (que realizaremos con FIA) de cómo trabajar la fruta de forma agroecológica que sabemos se puede dar sin problema por nuestro clima”.

La cooperativa, que hoy concentra más de 100 hectáreas de producción, espera certificarse el 2022 en agricultura orgánica.