Descordinacion de entidades y privadas en Tucapel VIII

“Esto es terrible. Es la peor cara de la administración pública. Aquí hemos fallado todos, y asumo mi responsabilidad como consejero regional, en términos de fiscalizar estas obras (…) , en este caso pavimentos participativos que financian la municipalidad, SERVIU y los vecinos (…), y , lo paradojal, nos ponemos de acuerdo para mejorarles la calidad de vida de los vecinos y terminamos haciendo todo lo contrario”, manifestó apesadumbrado el consejero Gary Tapia, tras recorrer gran parte de la calle Eugenio Guerra, de la población Tucapel VIII, y constatar  descoordinaciones que  denunciaron los vecinos en una protesta pacífica.

En la secuencia de descoordinaciones se reitera un denominador común, al igual que en otros sectores poblaciones, en que figuran SERVIU, Aguas del Altiplano, y en esta oportunidad la empresa MAGA. La resultante,  desniveles evidentes,  inhabilitación de pasajes, rotura de cañerías, filtración de aguas servidas, a lo que se adicionan accidentes con consecuencias graves.

“Preocupado por lo que hemos visto, ya que como Consejo Regional, financiamos una cantidad de dinero importante para la conservación de vías urbanas que tiene como objetivo mejorar las calles del sector sur de la ciudad , que estaban en pésimas condiciones por el tema socavones, con el compromiso de que Aguas del Altiplano cambiara las matrices en la medida que se fuera avanzando en las obras, lo que no está sucediendo, y nos encontramos con la terrible situación que las matrices están a una distancia muy por debajo de la norma, por lo que los trabajos que ejecutan las empresas las están quebrando (…), porque cuando se destinaron los recursos para atender el tema socavones y vías urbanas, era para mejorar la calidad de vida de los vecinos y no para empeorárselas”, remarcó Tapia.

La presidenta de la J.V. “Sueño y Esperanza”, Olga Cuadra, manifestó que “las casas se han visto inundadas por los trabajos que se hacen en las cañerías (…), por lo que las aguas escurren hacia abajo afectando a las viviendas contiguas y por el suelo salino, se generan socavones. Y lamentablemente Aguas del Altiplano no se hizo presente para hacer una debida coordinación”.

 “Y lo dijimos, que esto era lo que iba a ocurrir, ya que no basta con que se aprueben recursos, y se arreglen los socavones, sino hay una súper vigilancia sobre Aguas del Altiplano para que haga las inversiones que debe hacer y que no ocurra que, por un lado se gastan miles de millones para arreglar las calles, y la sanitaria en una sola rotura de matriz arruine todo lo obrado”, resaltó la concejala Dolores Cautivo.

Elisabeth Mamani, agregó que la empresa que ejecuta las obras en la mencionada calle “ha dejado desniveles peligrosísimos, ya he tenido una caída, mi hijo igual y lo mismo ha pasado con otros vecinos, y les he dicho a los funcionarios y jefe de obras que ejecutan estos trabajos y no han dado respuestas”.

A raíz de la incertidumbre que generan las obras y consecuencias, en específico cómo se resolverán los desniveles entre la calle y viviendas, Tapia estimó necesario que se conforme una mesa de trabajo a la brevedad, en  que intervenga el Intendente Regional, el alcalde de la ciudad,   SERVIU y Aguas del Altiplano, con el fin de que se pongan de acuerdo con una nueva programación que permita mejorar el estado de conservación de las matrices y las calles duren como corresponde.